Memories of Madrid

MEMORIES OF MADRID

Entrar en aquel lugar era como sumergirse en un pueblecito en medio de la gran ciudad. Aquí la gente parecía no tener prisa, pero siempre estaba pasando algo para aquellos ojos dispuestos a observar.

De noche se escuchaba a lo lejos la televisión de algún vecino, una risa descontrolada, el ruido de una cena tardía, el chorro de agua de una ducha fría, los chillidos de un niño, los pasos nocturnos de los más trasnochadores, el correteo de un niño en busca de una pelota, el canto de los pájaros de madrugada, el chirrido de una puerta y ese calcetín de los pisos más altos que había quedado olvidado en el suelo: ¡Aquel lugar estaba lleno de vida!